dimarts, 3 de setembre de 2013

Coses

Estaban todas las cosas con las que vivían,
simples objetos extrañamente encargados de dar
forma a la realidad de ambos, cosas tocadas
pero no vistas, o vistas de través.
Leo pasó un año en el college a los veinteitantos,
trabajando por las noches en la oficina principal
de correos de la Octava Avenida, y se matriculó
en un curso de filosofía que estaba deseando hacer;
una semana tras otra, página a página, sacándoles
partido hasta las notas del texto. Luego se puso
el curso difícil y lo dejó.
Si no estamos aquí para saber qué és una cosa,
entonces ¿para qué?
Estaba el sujetador colgando del pomo del armario.
Él pensó: ¿qué és?

Don DeLillo, El ángel Esmeralda.
Editorial Seix Barral, 2011.
Traducció de Ramón Buenaventura.


Marc Vicens, 2013.