dimecres, 4 de setembre de 2013

Efecte òptic

La existencia humana entera es un efecto óptico.
Trató de recordar el contexto de aquella frase. ¿Se
refería al universo y el puesto fugaz y remoto que en
él ocupamos los terrícolas? ¿O era algo mucho más
íntimo, personas en habitaciones, lo que vemos y
lo que no vemos, cómo nos pasamos de largo
mutuamente, año tras año, segundo tras segundo?


Don DeLillo, El ángel Esmeralda.
Editorial Seix Barral, 2011.
Traducció de Ramón Buenaventura.


Marc Vicens, 2013.