dimarts, 3 de desembre de 2013

Exegerar

Espinoza recordó entonces que durante la noche pasada
uno de los muchachos les había contado la historia de las
mujeres asesinadas. Sólo recordaba que el muchacho había
dicho que eran más de doscientas y que tuvo que repetirlo
dos o tres veces, pues ni él ni Pelletier daban crédito a lo
que oían. No dar crédito, sin embargo, pensó Espinoza, 
es una forma de exagerar. Uno ve algo hermoso y no da
crédito a sus ojos. Te cuentan algo sobre... la belleza
natural de Islandia..., gente bañandose en aguas termales,
entre géiseres, en realidad tú ya lo has visto en fotos, pero
igual dices que no te lo puedes creer... Aunque evidentemente
lo crees... Exagerar es una forma de admirar cortésmente...

Roberto Bolaño, 2666.
Editorial Anagrama, 2004.

Marc Vicens, 2013.