dimarts, 10 de desembre de 2013

Telepatía

El hombre primitivo desconocía el lenguaje; 
se comunicaba por emisiones de la mente, como
lo hacen los animales y las plantas. Cuando
recurrió a los sonidos y a los gestos y movimientos
de las manos para comunicarse, empezó a perder
el don de la telepatía, lo que acentuó al encerrarse
en las ciudades alejándose de la naturaleza.


Roberto Bolaño, 2666.
Editorial Anagrama, 2004.

Marc Vicens, 2010.