dijous, 16 de gener de 2014

Mirar i prou

–Y ¿qué sientes cuando miras? pregunto él.
– No sé. Es complicado.
– Porque yo no siento nada.
– Creo que me siento indefensa. Estos cuadros
me hacen comprender hasta qué punto puede
estar indefensa una persona.
–¿Para eso te has pasado aquí tres dias? ¿Para
sentirte indefensa? –preguntó él.
–Estoy aquí porque me gustan mucho los cuadros.
Cada vez más. Al principio estaba confusa, y sigo
estándolo, un poco. Pero ahora sé que me gustan
mucho los cuadros.

Don DeLillo, El ángel Esmeralda.
Traducció, Ramón Buenaventura.
Seix Barral, 2011.

Marc Vicens, 2014.