dimarts, 28 d’octubre de 2014

Instint

En lo más recóndito de nuestras cabezas, estaba la enorme
trastienda cerebral, bestial, animal, territorial, cargada de
miedos, de irracionalidades, de instintos asesinos.
Por eso habíamos inventado la Razón, para contraponerla
al gran embrollo del vacío general, tan letal.

Enrique Vila-Matas, Kassel no invita a la lógica.
Editorial Seix Barral, 2014.

Marc Vicens, 2014.