dimecres, 13 de juliol de 2011

Íntim

¿La intimidad es cosa de uno, de dos, de cinco,
de veinte? ¿Donde está el límite? Si logramos
mantener la intimidad en família, entre todos
sus miembros, a menudo extraños para nosotros,
es posible preservarla ante miles de personas.
Esto es lo que hace que con frecuencia hallemos
más intimidad en tal o cual poema sobre una
rosa, o tal o cual crónica sobre un paisaje que
en tantos y tantos libros en los que se rasga el
velo de la intimidad para mostrarnos asuntos
privados (sexuales, indiscretos en general) sin
el menor interés, lo que le llevó a Machado a
decir que nada había menos íntimo que un diario
íntimo.

Andrés Trapiello, La intimidad es cosa de muchos.
Magazine (La Vanguardia), 10/10/2010.