dilluns, 21 de setembre de 2015

Fronteres

–¡Señor Dedalus!
Corriendo tras de mí. No más cartas, espero.
–Un momento nada más.
–Sí, señor –dijo Stephen, volviéndose hacia la verja.
El señor Deasy se detuvo, respirando fuerte y tragando el aliento.
–Sólo quería decir –dijo–. Irlanda, dicen, tiene el honor de ser el único
país que nunca ha perseguido a los judíos. ¿Lo sabe? No.
¿Y sabe por qué? 
Frunció severamente el ceño hacia el aire claro.
–Por qué, señor Deasy? –pregunto Stephen, empezando a sonreír.
–Porque nunca los dejó entrar –dijo el señor Deasy, solemnemente.

James Joyce, Ulises (Volum I).
RBA Editores, 1995.


Marc Vicens, 2015.