dimecres, 18 de novembre de 2015

Vèrtic

El recuerdo, añade en una posdata, es para mí a menudo
como una especie de necedad. Da pesadez de cabeza, vértigo,
como si en vez de mirar hacia atrás a través de las alineaciones
del tiempo uno estuviera observando la Tierra desde muy alto,
subido en una de esas torres que se alzan al cielo hasta perderse.

W.G. Sebald, Los emigrados.
Editorial Anagrama, 2006.

Marc Vicens, 2015.