dimecres, 2 de desembre de 2015

Les dents de dalt

La sonrisa más común es la empleada al saludarse,
que deja ver solamente los dientes de arriba. Sin
embargo, hay variaciones. Por ejemplo, si se trata de
una presentación formal, no será necesario mostrar los
dientes, solamente levantar los labios. Al mismo tiempo,
si se trata del encuentro entre dos amantes o cuando 
un niño corre alborozado hacia su madre, la boca podrá
estar bastante más abierta, pero sólo se enseñarán los 
dientes superiores.


Flora DavisLa comunicación no verbal.
Alianza Editorial, 1983.

Marc Vicens, 2015.