dilluns, 23 de setembre de 2013

No plou

Cae una gota de agua, grande, gorda, haciendo un agujero en la tierra
y dejando una plasta como la de un salivazo. Cae sola. Nosotros esperamos
a que sigan cayendo más y buscamos con los ojos. Pero no hay ninguna más.
No llueve. Ahora si se mira el cielo se ve a la nube aguacera corriéndose
muy lejos, a toda prisa. El viento que viene del pueblo se le arrima empujándola
contra las sombras azules de los cerros. Y la gota caída por equivocación se la come
la tierra y desaparece en su sed.


Juan Rulfo, Nos han dado la tierra.
El Llano en llamas, 1953.


Marc Vicens, 2013.