dimarts, 1 d’octubre de 2013

I no passa res

Hace una semana una anciana del último piso, días
atrás el portero del edificio, ayer el vecino de los altos:
regularmente esta casa va evacuando a sus muertos.
Ellos veían por su ventana la plaza que yo veo, empujaban
con su mano el portón que yo empujo, subían con sus pies
la escalera que yo subo, saludaban con su "Bonjour" 
a los inquilinos que yo saludo. Ahora ni ven, ni empujan,
ni suben, ni saludan. Y no ha pasado nada.

Juan Ramón Ribeyro, Prosas apátridas.
Editorial Seix Barral, 2007.

Marc Vicens, 2013.